octubre 09, 2013

Respeto




RESPETO - Consideraciones Generales

Significado Etimológico

Del lat. “respectus” (cf. it. “rispetto”, fr. “respect”, ingl. “respecto”), compuesta por el prefijo “re-” – “de nuevo, nuevamente” y “spectus” proveniente del verbo “specio” – “ver, mirar a”. Ésta última proviene de indoeuropeo *spek- “observar”, como pueder verse en sánscrito “spáśati”, o en avestán “spasyeiti” – “espiar”, en griego σκοπεν “skopéin” – “ver, considerar” o en al. ant. “spehon” – “espiar”, de donde proviene en al. “spähen” o en español “espiar” con el mismo significado.

La palabra respeto viene de respectus (mirada atrás, también atención intensa, consideración especial hacia uno), sustantivo que se origina a partir del participio respectus del verbo respicere (mirar atrás, dirigir reiteradamente la mirada o la atención, no perder de vista a uno y tenerlo en especial consideración), compuesto del prefijo re- (hacia atrás, de nuevo, intensivamente) y el verbo specere (mirar, contemplar, observar).

Significa valorar a los demás, acatar su autoridad y considerar su dignidad. El respeto se acoge siempre a la verdad; no tolera bajo ninguna circunstancia la mentira, y repudia la calumnia y el engaño.

El respeto 
exige un trato amable y cortés; el respeto es la esencia de las relaciones humanas, de la vida en comunidad, del trabajo en equipo, de la vida conyugal, de cualquier relación interpersonal.
El respeto es garantía de transparencia.

respetosscc.blogspot.com/2009/06/definicion-respeto.html


El respeto o reconocimiento es la consideración de que alguien o incluso algo tiene un valor por sí mismo y se establece como reciprocidad: respeto mutuo, reconocimiento mutuo. El término se refiere a
cuestiones morales y éticas, es utilizado en filosofía política y otras ciencias sociales como la antropología, la sociología y la psicología.1

El respeto en las relaciones interpersonales comienza en el individuo, en el reconocimiento del mismo como entidad única2 que necesita que se comprenda al otro.3 Consiste en saber valorar los intereses y necesidades de otro individuo en una reunión.4


Principio de respeto o autonomía de las personas

Este principio se basa en dos teorías ético-morales5 que dicen textualmente:

1.    El respeto por la autonomía del individuo, que se sustenta esencialmente en el respeto de la capacidad que tienen las personas para su autodeterminación en relación con las determinadas opciones individuales de que disponen.

2.    Protección de los individuos con deficiencias o disminución de su autonomía en el que se plantea y exige que todas aquellas personas que sean vulnerables o dependientes resulten debidamente protegidas contra cualquier intención de daño o abuso por otras partes.Este principio de autonomía sirvió como base de la bioética desde los aspectos sociopolíticos, legales y morales.

Sentimiento o actitud con que se trata a otros seres o situaciones, que implica reconocer sus derechos y su dignidad. Es el empeño en reconocer en sí mismo y en las otras personas una dignidad que se debe salvaguardar.

El respeto se fundamenta en la dignidad de la persona y se expresa en dos niveles: el respeto a nosotros mismos y el respeto a los demás. El auto-respeto surge del conocimiento de nuestras propias capacidades y limitaciones, de manera de no transgredir nuestro ser. A partir del respeto a sí mismo surge el respeto por los demás, que consiste en la aceptación del otro.


El respeto es, de acuerdo a Demócrito, la base de la ética: “No debes tener respeto por los otros hombres más que por ti mismo, no obrar mal cuando nadie lo sepa ni cuando todos lo sepan, sino que debes tener para ti mismo el mayor respeto e imponer a tu alma esta ley: no hacer lo que no se debe hacer”. (Nicola Abbagnano, Diccionario de Filosofía.)

Respeto y Medio Ambiente: 
Vivir en sociedad y en equilibrio con el entorno natural y social implica la existencia de reglas y normas que deben ser respetadas. Una sociedad más justa y democrática estará enmarcada por el principio de igualdad, en el cual cada ser humano tiene los mismos derechos y deberes, y por el respeto a las diferencias individuales y culturales que permiten una convivencia armónica. 


VALORES EMPRESARIALES
Pág. 3
Respeto y Buen Trato

Es la actitud de comprensión del ser de los demás, que nos permite entender su actuación y comportarnos con cordura y tolerancia frente a ellos.

Como esencia de la relación interpersonal armónica, se expresa al no rebasar la libertad de los demás; al acatar las normas de convivencia y reconociendo que los demás pueden tener concepciones diferentes a las propias.

Deber de respeto

El servidor público debe ser justo, cuidadoso, respetuoso, amable, culto y considerado en su relación con los usuarios del servicio, sus jefes, sus colaboradores (subalternos) y sus compañeros (as) y prestatarios de servicios a la institución.

Debe comprender que la condición de servidor(a) público (a) implica asumir la más alta y delicada responsabilidad ciudadana, que le encarga el Estado para el servicio a la colectividad.

Respeto y Buen Trato, conductas que demuestran respeto en el desempeño laboral:

  • Al obedecer las normas de convivencia social establecidas en la institución.
  • Al demostrar capacidad de brindar la atención, cortesía y trato adecuado a cada persona con la cual se relaciona como producto de su trabajo.
  • Al tratar a los demás de la manera en que deseamos ser atendidos, saludar a los demás, ser amables, emplear un vocabulario adecuado, no usar palabras que sean injuriosas, ni mostrar actitud despectiva en el trato a los demás, dejar el sanitario en perfectas condiciones después de usarlo, no tener en el lugar de trabajo afiches, almanaques u otros artículos con imágenes que lesiones la dignidad de las personas 
  • Al cuidar la higiene personal y su imagen, la forma de vestir, actitudes, opinión, y la conducta en general.
  • Al ser tolerante, considerado y cortés frente a las opiniones; es decir, admitir las diferencias personales, sin caer en la complacencia de errores en las actuaciones incorrectas.
  • Al reconocer y valorar las cualidades de los demás, ya sea por su conocimiento, experiencia o valor como personas.
  • Al agradecer por el trabajo bien hecho y el esfuerzo extra.
  • Evitar un ambiente dónde se murmura y la crítica a espaldas de los interesados.
  • Al saber controlar las efusiones excesivas, la agresividad, la grosería y la vulgaridad.
Algunas cuestiones

¿Qué es el respeto?


«En toda acción e intención, en todo fin y en todo medio, trata siempre a cada uno - a ti mismo y a los demás- con el respeto que le corresponde por su dignidad y valor como persona… Este valor singular que es la dignidad humana se nos presenta como una llamada al respeto incondicionado y absoluto. »

El respeto es un valor que abarca muchas facetas de la conducta humana:


a- Respeto a la vida: Este debe ser la principal definición de respeto, ya que solo desde que el hombre nace y mientras vive, puede gozar de todos los derechos que le corresponden por su dignidad humana. Si no somos respetuosos del derecho a la vida (por sobre todo), ¿seremos capaces de limitar nuestras apetencias en pro del respeto al otro?. Quien tiene la capacidad de mandar a matar, seguramente tendrá la capacidad para justificar toda otra falta de respeto.


b- Respeto a las diferencias: En la entrada anterior pudimos leer “…A la vez que forma parte del mundo, el hombre lo trasciende y muestra una singular capacidad - por su inteligencia y por su libertad - de dominarlo. Y se siente impulsado a la acción con esta finalidad. Podemos aceptar por tanto que el valor del ser humano es de un orden superior con respecto al de los demás seres del cosmos. Y a ese valor lo denominamos dignidad humana”. Esta es la base del respeto a las diferencias. Somos únicos e irreproducibles. 


c- Respeto a las ideas ajenas y al pluralismo ideológico: Debemos partir del concepto que “La verdad absoluta NO existe” y aún más: Toda relatividad es equivalente, no existe una verdad que esté más cerca del absolutismo que otra (por lo menos hasta hoy). A partir de ahí el disenso debe ser respetuoso y la discusión debe entenderse como una confrontación de ideas y el resultado esperado debe ser ganar-ganar, en el sentido de enriquecimiento mutuo.


d- Respeto a la propiedad privada: Este respeto depende del pacto social al que hayamos adherido, en Argentina existe la propiedad privada y por lo tanto debe establecerse este principio. Debe entenderse como propiedad privada a todos los bienes materiales que posee una persona. 


e- Respeto a los acuerdos previos


f- Respeto por el tiempo del otro: El tiempo es un valor irrecuperable; por lo tanto, cada vez que el otro pierde su tiempo, por nuestra culpa o responsabilidad ha perdido un bien irrecuperable. Esta forma de respeto está mostrando nuestra personalidad. 


g- Respeto a los niños, minusválidos y ancianos: La vida es riesgo, por lo tanto hay posibilidades de que nos vaya mal. Los ancianos ya jugaron su partida… y a algunos les pudo ir mal. Ya no le quedan posibilidades, por lo tanto DEBEMOS ayudarlos, como parte del respeto a la vida. Los niños y minusválidos no tienen las herramientas para enfrentar la vida, no deberían estar expuestos al riesgo. 


h- Respeto a la intimidad: Todo lo que ocurre a puertas cerradas es intimidad


i- Fidelidad conyugal: Si no podemos respetar el pacto de fidelidad que realizamos con el ser que elegimos para compartir la vida, con aquel que elegimos para amar y sentirnos amado, si somos capaces de faltar a este pacto, ¿podremos faltar a cualquier otro que haya sido por imposición?


gestion-calidad-rse.blogspot.com/.../conclusiones-sobre-respeto-y-dig...


Respeto, valor fundamental para los empleados


Un estudio de la consultora Mercer reveló que el respeto es el factor con más impacto al momento de comprometerse con una empresa.


Autor: AméricaEconomía.com


El respeto es el factor con más impacto al momento de comprometerse con una empresa. Así lo reveló un estudio de Mercer, realizado en 22 países, y que identificó los 12 valores de compromiso más importantes que determinan la motivación laboral de los empleados.
What’s Working demostró que los empleadores luchan constantemente en construir y mantener el compromiso entre sus empleados, especialmente cuando su organización está presente en diversos países y cuenta con trabajadores de distintas culturas.

El respeto es el valor más importante en Inglaterra y el de menor importancia en Japón.
Según el estudio, aún cuando las características del área de trabajo son muy similares, las diferencias en la cultura nacional, condiciones del mercado y el estado del desarrollo económico, pueden tener una influencia significativa en las expectativas y percepciones del empleado sobre su área de trabajo y, consecuentemente, en su compromiso.
Utilizando un rango de medición referencial de 100 -donde las puntuaciones cerca de 100 son de mediana importancia, las por debajo de 100 son de menos importancia, y las sobre 100 son de mayor importancia- la consultora internacional en Recursos Humanos, determinó que el respeto es el valor más importante en Inglaterra, al alcanzar 144 puntos. Japón, en contraste, es el país donde este factor tiene menor importancia, con 90 puntos. La puntuación general de este valor entre los países consultados fue de 125.
Otros factores que, según la investigación, inciden al momento de comprometerse con una empresa, son el tipo de trabajo y el balance vida/trabajo. Mientras en Francia, ambos aspectos son factores trascendentales, con 138 y 133 puntos respectivamente, en China obtiene una baja puntuación el primero, con 75 puntos, y en India el segundo, con 97. Ambos valores obtuvieron una puntuación general de 112.
Finalmente, el estudio reveló que los factores menos importantes en los países consultados a la hora de comprometerse con una organización, fueron las oportunidades de promoción, con un promedio de 85 puntos, y los bonos variables, con 80 puntos.
El estudio de Mercer midió además la importancia de proveer un buen servicio al cliente (108), salario base (108), compañeros de trabajo (107), beneficios (94), potencial de crecimiento en la empresa (92), aprender y desarrollarse (91) y trabajo flexible (87).
mba.americaeconomia.com/.../respeto-valor-fundamental-para-los-e...

Hace unos días fui testigo de un evento sencillo que, definitivamente, me dejó una grata impresión. La puerta del ascensor en el que iba se estaba cerrando cuando un ejecutivo de saco y corbata la detuvo y mantuvo abierta el tiempo necesario para que un sencillo mensajero que cargaba varias cajas pudiera entrar.
Intrigada por el 'inusual' acto de cortesía, una señora le preguntó al ejecutivo si conocía al mensajero y no pudo disimular su sorpresa cuando este le respondió que no, que por respeto a ese hombre era que él había detenido el ascensor: para que el mensajero no cargara las cajas más tiempo del necesario.
El ejecutivo habló de respeto. Pese a ello, por el gesto que hizo, estoy casi segura de que la señora no lo entendió.
El respeto parece ser un valor no muy popular en estos días. Sin embargo, el respeto hacia los demás es una de las características fundamentales que distingue a los líderes de una organización.
Quien respeta a otros gana el aprecio de estos y su admiración; y esto no tiene nada que ver con ser blando o débil. El líder que respeta y reconoce a su gente recibe lealtad y confianza. La confianza es la base de la cooperación, clave para el trabajo en equipo. Por ello, un líder respetuoso puede influir mejor en su personal para que este cumpla sus metas.
El respeto es también la base de la buena educación, la cual no debe confundirse con tener maneras más o menos cultivadas. Mucha gente que se declara bien educada no cumple con la palabra dada, con la hora acordada o con la discreción esperada. La buena educación es pues el reflejo de una sensibilidad por la condición humana, sea cual sea el 'empaque' en que esta se presente.
La exclusión, que tantas desgracias le ha traído a nuestro país, nace de una indiferencia crónica hacia quienes son ignorados como consecuencia de la falta de respeto hacia las diferencias sociales, educacionales o raciales en nuestra nación.
De otro lado, el respeto al cliente se ha convertido en el factor diferenciador y la ventaja competitiva de muchos sectores que lo han descubierto como la mejor manera para competir y ganar.
No solo eso, las empresas verdaderamente exitosas son aquellas que capitalizan la calidad del servicio que ofrecen y las que diseñan planes de negocio alrededor de grupos bien segmentados con necesidades muy diversas, pero bien identificadas. Estas son empresas que reconocen a sus clientes en todas sus diferencias y los respetan, así como a todos los grupos de interés con los que interactúan. Así, hoy el respeto no es solo un valor sino también una buena estrategia de negocio.
De la misma manera, el clima laboral de una organización es el fiel reflejo del respeto que tienen los directivos por sus empleados. Ese respeto se traduce en condiciones de trabajo dignas, trato amable para todos por igual, transparencia en la información, cumplimiento de acuerdos, salarios justos e inversión en desarrollo y capacitación. De esta manera, respeto es -por ejemplo- despedir cuidando la dignidad y la autoestima de quienes salen, otorgándole a quienes se quedan en la empresa un claro mensaje respecto a cómo serán tratados en caso les llegase vivir ese proceso.
Entonces, así como el ejecutivo del ascensor ofreció una lección de liderazgo con ese gesto de respeto, nos toca a todos mejorar nuestra convivencia tanto en la calle como en la oficina, con nuestras familias y, en nuestro país, en general, nos toca responder con actitudes y gestos de respeto a todos, especialmente a los más humildes.
blogs.elcomercio.pe/empresariodetuempleo/.../hablemos-de-respeto.h...

 

La falta de respeto en la empresa aviva el 'burn-out' en los trabajadores

La cultura empresarial juega un papel clave en el síndrome del trabajador quemado


El “burn-out” (síndrome del trabajador quemado) presenta un cuadro de agotamiento emocional, despersonalización y baja realización personal. Entre sus síntomas destacan el desarrollo de actitudes negativas, de cinismo hacia los demás o baja autoestima hacia la labor desempeñada. Asimismo, tiene repercusiones físicas, como estrés, cansancio y malestar general, y afecta al buen funcionamiento de las empresas. Un nuevo estudio señala al respecto que el elemento que más influye negativamente en el síndrome del trabajador quemado no son las reivindicaciones laborales ni la personalidad del trabajador, sino la ausencia de reconocimiento, plasmada en la falta de respeto. Por Raúl Morales.


Según un estudio llevado a cabo por la Wharton School de la Universidad de Pennsylvania, el elemento que más influye negativamente en el “burn-out” (síndrome del trabajador quemado), no son las reivindicaciones laborales ni la personalidad del trabajador, sino la ausencia de reconocimiento hacia éste, plasmada en la falta de respeto. El estudio apunta como posibles soluciones revisar la cultura empresarial o dar más autonomía a los trabajadores. 

En un interesante 
ensayo, los profesores Lakshmi Ramarajan y Sigal Barsade, llegan a la conclusión de que con más frecuencia de lo que se sabía hasta ahora, no es el trabajo realizado el que provoca este síndrome, sino la propia organización de la empresa. 

“Una de las mayores dificultades con las que se encuentra el trabajador es que no es suficientemente reconocido por la empresa. Cuando no se siente reconocido, respetado y valorado, los índices de “burn-out” suben, afirma Sigal Barsade. 

El burn-out está definido por los psiquiatras como agotamiento emocional, despersonalización y baja realización personal. Entre sus síntomas destacan el desarrollo de actitudes negativas, de cinismo hacia los demás o baja autoestima hacia la labor desempeñada. Asimismo, tiene repercusiones físicas, como estrés, cansancio y malestar general. 

Identificación con la empresa 

La cultura empresarial juega un papel clave en este fenómeno. El estudio apunta que los empleados empiezan a identificarse con la empresa tan pronto como se sienten parte de ella, por lo que cuanto más respetados se sientan como miembros de un grupo, más fácilmente sentirán esa identificación. 

El respeto es el medio a través del cual el trabajador se arraiga en su puesto y siente que lo que hace es algo significativo. Por el contrario, si observa que sus compañeros no son respetados, se llega al consenso de que la empresa no trata bien a la gente y desaparece ese arraigo. 

Los investigadores citan varias maneras en las que la percepción de respeto en la empresa puede influir en el desarrollo de este síndrome. Por ejemplo, cuando el trabajador minusvalorado tiene que enmascarar sus verdaderos sentimientos ante sus clientes o pacientes el “burn-out” llega en forma de agotamiento emocional. 

El impacto de la falta de respeto es más fuerte cuando el trabajador siente que no tiene autonomía a la hora de realizar su función. Este descubrimiento confirma la hipótesis de los investigadores respecto a la importancia de la autonomía, que funciona como una válvula de escape y aminora el estrés. 

Los improductivos 

El estudio se centra en el sector sanitario, pero sus resultados están siendo aplicados a un amplio abanico de sectores. En concreto, Barsade cita una extrapolación que hizo del mismo en el departamento legal de una gran empresa inmobiliaria. En ese caso, descubrió que ese departamento era llamado en la empresa “los improductivos”.Y eran llamados así porque no generaban dinero directamente, sin tener en cuenta que su trabajo mejoraba la operatividad de la compañía. “Este es un buen ejemplo de una cultura empresarial no basada en el respeto”, apunta el profesor Barsade. 

Soluciones 

El ensayo apunta varias soluciones para disminuir este fenómeno. En primer lugar, recomiendan contratar gente que no vaya a estar estresada por el trabajo en sí. Asimismo, sugieren cambiar la forma de enfocar el trabajo y hacer éste menos demandante. En tercer lugar, instan a que se reconsidera la cultura empresarial para frenar el “burn-out”, que es cada vez es más gravoso. “Las empresas deben preguntarse si sus valores, incluido la manera en que se trata a los empleados, influyen en la forma de trabajar”, afirma Barsade. 

www.tendencias21.net › TENDENCIAS ESTRATÉGICAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario